Rincón dedicado a los manuscritos que rodean mi cabeza...

domingo, diciembre 26

Haremos de cuentas que...




Existe un momento determinado en la vida en que somos sentimentalmente susceptibles a ciertos destellos emotivos. Nos llevan a revivir algún episodio "mágico" del pasado y crean la ilusión de que puede volver a ser así, tal cual, con los mismos olores. Y te encantas y vas.Y pones el pretexto de que "ahora sería diferente, con el pensamiento que tengo ahora las cosas seguirían otro rumbo"...
Pero todo tiempo pasado fue mejor... o al menos así dicen. Y cuando emprendes ese viaje, y llegas ahí, al lugar donde querías, con los brazos abiertos, dispuesto a probar suerte, a apostar, a pagar no importa el valor, (Otra vez) encuentras un holograma de la misma historia. Una replica exacta. Y no mires buscando explicaciones cuando el resultado no sea el esperado, dijiste que lo ibas a intentar. No te quejes ni llores si sales nuevamente herido, sabias perfectamente que había un precio.
No importa que tan lindo puedan pintarte un mono, ni cuan brillante se pueda ver. Si el contenido no cambia, no hay nada por lo que apostar, nada nuevo. No le creas a falsas estrellas que parecen brillar a los ojos de todo el mundo, de los amigos, de la familia, de la novia o novio, de los cercanos, mostrándose ser una simple estrella que cumple con su trabajo, con las expectativas de los observadores. Porque en realidad no brilla, porque se murió hace mucho tiempo y lo que ves, no es mas que el antiguo destello viajando a millones de años luz de lo que algún día fue.
Mejor cierro la ventana, y continuo durmiendo en paz. Porque si no soy capaz de brillar, no me verán brillar, porque si no soy capaz de soñar, no me diré soñadora ni visionaria... Porque tengo una vida que vivir, que entender y compartir, y lo quiero hacer con aquellos seres sinceros, con mis malas compañías, que brillan mas que cualquiera....











Caminito al costado del mundo, por ahí he de andar buscándome un rumbo, ser socio de esta sociedad..me puede matar....
El Rebelde, La Renga

miércoles, diciembre 15

No estoy hecho de esto - Jiminelson



Me he parado frente al espejo y he logrado ver exactamente lo que de verdad soy...





Yo no estoy hecho de esto,
es que acaso no lo ves?.
Que cuando llego a casa nadie me espera,
sabes?

Jiminelson.

martes, diciembre 14

De un día lunes...

















Hoy se trata de mi...



A veces es bueno tener un susto. Te remesen el presente, te "revuelven el gallinero" y al final estas parada frente a todo, los pro y los contra, los fantasmas y los reyes. A algunos, los menos valientes e ingenuos, los paralizan y hacen echar marcha atrás. Se ciegan, pierden el sentido y se rehúsan a caminar por el mismo camino. Pero hay otros, y son los menos, perros callejeros que apretamos los dientes, nos armamos de valor, de ese que hemos conseguido en el camino y nos enfrentamos. Esto nos permite caminar tranquilos, no con seguridad, pero si en calma. Porque sabemos quienes somos, sabemos donde estamos y cuanto nos ha costado llegar. Y no permitiré que nadie me robe las sonrisas, que nadie me quite lo que tengo, ni lo que soy. Porque solo los que han masticado el polvo saben lo que es caminar de pie. Porque solo los que han llorado saben lo que es reír. Solo los que han pasado hambre saben lo que es pelear por comida y el sabor que esta tiene.
Somos parte de la historia que no quisimos, pero no nos debemos avergonzar. Porque al final de cuentas, somos lo que somos gracias a ella...

(Después de todo lo dicho me permitiré hacer un par de confesiones:
- Cada vez que algo me sacude escribo. Y no es que tenga la maldita necesidad de contar todo lo que me pasa, esto me calma (y créanme que es mas de lo que se pueden imaginar...) y compartir vivencias de vez en cuando puede ser bueno...
-Necesito plasmar estas cosas aquí, así cuando me sienta igual, recordaré de donde vengo... lo que podría ser una terapia. Llámenlo como quieran, esto me encanta.!)








Finalmente no hay peor error que del que no se aprende...
Yo.

lunes, diciembre 6

En mitad del camino

He descubierto que a veces el silencio es la mejor forma de mentir y que puede ser fatal. Que el tiempo nunca pasa en vano y que esperar al lado del camino resulta ser más fácil cuando debes dejar que la micro pase. Que cuando los nudos se desatan en el momento de hechos es más rápidodeshacerlos. He descubierto, que el tiempo no se detiene cuando yo me detengo. Que caminar se hace más liviano cuando sabes a donde vas. Que despertar en la mañana es mucho más motivador cuando te duermes tranquilo y en paz. Que es más seguro soñar cuando se tieneesperanza y volar cuando simplemente te sientes capaz de hacerlo. He visto muchos edificios caer, muchas casas armarse y muchos sueños derrumbados. He visto la inocencia corrompida, y la ingenuidad descuidada. He caminado por pasto y por cemento descalza y con zapatos. He vistomentiras despiadadas, verdades reprimidas y amores falsos. He visto como pequeños errores destruyen vidas y como mentiras se ven justificadas buscando el mal menor. He descubierto que en los que menos puse mis expectativas fueron los que resultaron mejores amigos. Que las malas compañías resultaron ser las más sinceras, porque no tienen prejuicios, ni pudores, ni reproches. Pero por sobre todo, he entendido que este es el camino, y que no se recorre con los pies, se hace con el corazón, y aún habiendo tantas cosas descubiertas creo que me queda mucho por descubrir...





Nómada del corazón vendí flores sin aroma el aguante es importante y

the needle and the damage is done.

Enrique Bunbury... Los Habitante..


viernes, diciembre 3

Palabras de un pasado cercano y superado =)


Esto lo encontré el otro día... me hizo recordar exactamente como me sentía entonces. Pero ahora todo es diferente. Me hizo sonreír.

Bad day.

Hoy es de esos días en que hasta el pelo te molesta. Que la piel es diferente, reseca y sin brillo. Esos días que ni con cuarenta grados de calor tu día se ve soleado. Hoy, hasta las uñas me fastidiaron. Y es que no me siento desmotivada, insisto, porque aún me quedan motivos, es el desgano lo que me tiene fuera de lugar. La implacable rutina la que me consume. Hoy, simplemente no tengo ganas! Hubiera querido quedarme en casa, envuelta entre mis frazadas, con mi pelo imposible, con mi cutis seco y mis uñas fastidiosas. Todo escondido, metido en un gran saco de frazadas tibias sin que nadie me pudiera ver. Haberme quedado en casa sin hacer nada, sin estudiar para la prueba de hoy, ni leer los apuntes de la próxima semana, no saber de guiones, cámaras, números, devengos, teléfonos, teclados, facebook, messenger, perro, duchas, peinetas, tacos, tejidos, cosidos, dinero, tarjetas ni nada!

Si, quedarse en casa hubiera sido una buena opción.

Las salidas de los viernes y sábados por la noche ya no están dando el resultado esperado. Pronto vuelvo a la rutina, a las trivialidades que me consumen. Hoy pude haber echo esto. O esto otro, o quizás ir allá, sola o acompañada. Pero para todo eso hay un pero. . .un tope ...

Este es el resultado de aquellos tortuosos domingos por la tarde, fríos y nublados, solitarios como siempre, que hacen aflorar todos esos miedos y frustraciones guardados bajo presión.

Odio los domingos por la tarde. . . sobre todo cuando está nublado. . .






La gente mas inteligente es la mas estúpida para ser feliz...

A. Fuguet.

martes, noviembre 30

Turn Off



Cuando estamos a pocos días de finalizar el año y todas
las actividades que eso conlleva,
me siento literalmente en el borde de una gran cornisa,
al filo de caer. Con los sentimientos a flor de piel,
indecisa y segura a la vez,inestable en todo lo que fue estable.
Y cuando ese pequeño remezón llegó, paf! todo el gallinero se alborotó.
Todo lo que tenía en orden se volvió un caos.
Los ánimos varían de una forma estúpida, que me mantiene alerta a volver
cuando lentamente tiendo a quedarme varada
en algún recuerdo tonto,
una historia pasada o pensando quien sabe qué cosa.

Pero he aprendido a caminar con cautela, y como sé que esto no cambiará,
saco del bolsillo todo eso que aprendí hasta ahora y esbozo
una pequeña sonrisa de conformidad.
Porque aunque todo siga igual,
sé que puede ponerse mejor! ;)






É madeira de vento, tombo da ribanceira É o mistério profundo, é o queira ou não queira
São as águas de março fechando o verão É a promessa de vida no teu coração

viernes, noviembre 26

In my mind...



Apuesto hoy a la reciprocidad de las acciones. Que de la forma que tú te comportes con el resto, el resto se comportará contigo. Que la verdad es un valor perdido, que debemos ser primeramente consecuentes con nuestras acciones para poder ser honestos de verdad. Porque como dice el dicho “la caridad parte por casa”, la honestidad también. Ser consecuente con lo que pienso y digo será el reflejo de cómo me comporto.

Apuesto al pensamiento utópico de que lo que nos sucede hoy, lo bueno y lo malo, es respuesta de nuestras pasadas acciones. Que no importa como me trate la vida sino en como la trato yo. Como me enfrento a lo que viene, como lo tomó y lo vivo. Y aunque algunos se afirmen en la tesis del "ojo por ojo" yo sigo pensando fervientemente que pagar con la misma moneda no es la solución a nuestros conflictos, que no te hará sentir superior, por el contrario, te enfrasca en la misma estampa del que ahora te vengas.





I will try... fix you...

sábado, noviembre 13

Recuerdos de noches perdidas...

"Debo confesar que te conozco desde hace mucho y nunca te vi con tanta claridad como ahora. Tan desnudo, tan simple. Mientras duermes y ni te enteras del amanecer te observo. Desde este lado de la cama te ves diferente, con la luz que poco a poco dejaste entrar por tu ventana te dibujo, te creo. Que increíble como el amanecer trae consigo la vida, las formas, los colores, incluso nuestra respiración calma. Me recuesto junto a ti solo a mirarte. A retratarte en mi subconsciente, a perpetuarte en cada rincón de mi memoria. Mientras por la ventana solo observo viejos retazos de fiestas de trasnoche, de autos estacionados, miro a un par de adolecentes sentados en una cuneta perdida, mirándose a los ojos, fumando el último cigarrillo. Están como cómplices de algo que no logró imaginar. Acurrucados como pollos. Íntimamente juntos. Los observo, mientras la lumbrera de mi cigarrillo me recuerda que aún duermes que aún no eres, y que cuando amanezca serás otro, uno diferente al de ahora, el mismo que me mira con esos ojos de niño perdido y que me hará volver a hacer dormir…"


I ain't happy, I feeling glad, I got sunshine in a bag... I'm useless... but not for long , the futere... is coming on.


lunes, noviembre 8

Nuevos aires...


Necesito nuevos aires, refrescarme un poco, sacudirme el ritmo nefasto que me consume a diario. No vacaciones, bueno... en realidad si, pero no es a eso a lo que me refiero. Es, a no volver atrás. Si lo vivido ya fue vivido, Por qué volver a repasarlo?
Vamos por experiencias nuevas, por caras nuevas... relaciones nuevas. Cambios, necesito cambios sustanciales en mi vida.
Hoy entendí por qué salí de ese lugar, y pude, al fin, decir "no, definitivamente no quiero volver a lo mismo". La revuelta de gallinero del otro día trajo por primera vez buenos resultados. Francamente estoy sorprendida.




Nueces para el amor y alcauciles para el olvido...

domingo, noviembre 7

Again.


Apareciendo como camuflado, escondido quién sabe dónde, ni cómo. Pero aparece, silencioso, sigilosamente, como queriendo volver a ser, removiendo lo desagradable.
Me despiertas, me levantas de mi asiento, como expectante de algo que tal vez nunca ocurra. Pero me quedo ahí, observando... nunca mas descalza...
Tal vez si... Tal vez no...

Descansa... que yo haré lo mismo.

domingo, octubre 31

Somos como Cactus...












Renato ...

Mi mamá un día me dió un cactus para poner en mi pieza. Y yo, descuidada como siempre, lo boté y creí que ya había cumplido su vida... Pero mi mamá que es muuuucho mas sabia que yo, lo tomó, lo cuidó, le puso tierra nueva, algo de agua y se preocupó de que le diera el sol todos los días. Y hoy está hermosamente vivo. Entonces decidí dárselo a mi buen amigo. Le puso Renato, como renacido. Me gustó.

Le contaba que los Cactus son las únicas plantas capaces de sobrevivir en condiciones adversas, y aún así dan hermosas flores. Y él me respondió.. "Entonces somos cactus?" y yo sonreí y dije que si.

martes, octubre 26

He decidido....



No acostumbro a tomar decisiones, soy bastante idiota para eso. Pero últimamente las cosas han cambiado. Crecí? mmm... puede ser. He tenido un ataque de hiperactividad, que ha resultado ser mas buena que mala. Soy bastante impulsiva, y la verdad es que me gusta serlo. Y ahora que hago mas cosas, siento que el tiempo es mas productivo. Cambie las tardes en cama viendo películas, por salir con mis amigos, hacer cosas en mi casa. Ahora armo muebles! Me propuse pasar mas tiempo con mi hermano, disfrutar a mi sobrino y conversar con mi cuñada. Jugar con el perro, tocar música. El sol me reactivó.
He decidido sacar los colores que están dentro de mi, plasmarlo en mi rostro y las personas que me rodean, sacar los colores propios, hacer brillar mi vida. Tengo ganas de compartir lo que tengo... Será esto el fruto de una larga calle de tropiezos y aciertos? Vamos en ascenso...

Vienes conmigo?

sábado, octubre 23

Trust me...


Después de haber pisado vidrio y romper mis pies... he decidido caminar con cautela...


martes, octubre 19

VERdad...





Todo depende del lente con el que se mire....

lunes, octubre 18

Lunes



Bendito lunes responsable, lunes de cafés cargados, de lentes oscuros permanentes, de metros llenos porque curiosamente todos se quedaron dormidos...
Mi lunes, hoy, fue diferente. Un sol radiante invadió mi ventana por la mañana, y a pesar de dormir tensa todo el fin de semana me llenó de energía y ánimo. Audífonos en los oídos, ropa liviana y caminar relajado. Sí, también salí tarde, también me quedé dormida, pero no me importó.
Estoy en un estado de "equilibrio", raro no?, pero es verdad. Eso no quiere decir que no me afecten las cosas, que ande cagá de la risa por la vida,no. Pero no ando ni muy contenta ni muy triste. Porque tampoco puedo pretender que las cosas no afecten. Solo que ahora las tomo de una forma diferente. Viendo el vaso medio lleno, siendo un poco mas optimista... mas sonriente. No quiero ver pasar el tiempo sin que pase nada. Definitivamente voy caminando a un ritmo diferente.
No voy a bajar los brazos, no dejaré de caminar liviano, voy a volar simplemente porque quiero, y ya me estoy construyendo las alas... y les cuento un secreto? Me están quedando lindas...

martes, octubre 12

I feel so go0d!!



En esta época de finales y comienzos es inevitable no hacer el recuento anual pertinente. Y es que he aprendido a detenerme en algún punto del camino a evaluar las situaciones, y no con el afán de deprimirse o invadirse de viejos remordimientos y sabores nostálgicos, sino caminar mas seguro y estar mas alerta cuando los mismo se avecinen.
Debo reconocer que este planteamiento ha dado un par de buenos resultados. Hay una micro-alerta en mí (y digo micro porque aveces no la escucho) que me advierte cuando estoy a punto de volver.... y francamente... sigo trabajando en ello.
Como resumen de este año, un tanto disperso, solo me caben cosas buenas. Cosas que merecen ser contadas, escritas y recordadas... nuevas experiencias que marcaron a la mujer que soy hoy. Relaciones que fastidiaron, engordaron, encantaron y torturaron. Un despertar de la mente que me mantiene a un par de metros de altura aún, flotando dentro de una burbuja, observando desde fuera el lugar del que soy parte. Se estabilizaron lazos, se ampliaron los ideales.
Aprendí a caminar lento un día de semana. Sentarme a mitad de camino en una banca, y observar. A tener siempre algo que decir, y a querer decir siempre la verdad.

Vengo, voy y vendré... no importa dónde esté... ni dónde estés...

Consejo:

Dí lo que creas qe tengas qe decir, cuando creas tengas que decirlo y a la persona que sientas debes decirlo, pero...
no esperes que la otra persona en ese momento quiera escuchar lo que tu quieras decir, que espere a que tu tengas ganas de decirlo y que sienta lo mismo que tu cuando lo digas...



sábado, octubre 9

Burbujas





Dentro, floto...
Carcasa frágil, me elevo...
Como las burbujas... llevadas por el viento apacible de la primavera.
Hoy me entusiasma mas la idea de transformar la realidad en sueños...



martes, octubre 5

Hoy...dejate llevar...


¿En qué momento te dejaron de importar las cosas que antes te importaban? ¿Cuándo decidiste cambiar el rumbo? La vida nos lleva y nos trae por extraños pasadizos, que en ocasiones nos hacen salir del rumbo trazado, nos pierden el objetivo y nos detienen, haciendo aún mas largo el camino por recorrer. Dejamos la atención en otros lugares, el agobio de la ciudad y la rutina nos sumerge y mimetiza, haciéndonos espectadores de los triunfos de otros, observadores, carroñeros de felicidades ajenas.

Te encuentras solo, varado en la carretera, mirando como pasan los autos y tu ahí, sentado en una roca, en la berma, ¿esperando que? Nada, porque no lo sabes, porque lo desconoces. Porque nunca tuviste la iniciativa de preguntarte ¿que mierda estoy haciendo? Y los amigos de la vida, los de la infancia, los de siempre, ya no están. Siguieron corriendo, mientras tu tomabas agua los perdiste de vista. Y no te enojes con ellos si hoy no están. No te molestes si no entiendes lo que dicen, si crees que te juzgan o simplemente no te entienden. No es tu culpa, no es la de ellos, no es de nadie. Solo levántate, cambia de ropa, cambia la rutina. Toma el metro si antes tomabas la micro. Lee una novela si antes solo leías mitología. Canta fuerte si antes solo tarareabas, toma café si antes solo tomabas te. Ríe, si antes solo sonreías. ¿En qué momento te empezaron a importar las cosas que hacías y hoy dejaste de hacer? Recuerda el punto de partida. Retoma el rumbo.

miércoles, agosto 4

Caldo de Cabeza!


Ayer tuve uno de esos días en que pierdes por completo la cabeza, largo día. Laaaargo día. Creo que de nada sirve enumerar todas las torpezas del día, pero si la última, es que el grado de altura de mi vuelo no tenia limite.
A eso de las siete de la tarde me dispuse al fin a irme de la oficina. Guardé mis cosas y me acerqué al perchero a sacar mi abrigo e irme. Colgados solo estaban el abrigo de Yenny ( mi compañera de trabajo) y el mio, pues ya todos se habían ido. Y para mi sorpresa al meter las manos al bolsillo (cosa que siempre hago para asegurarme de que todo lo que ahí dejé siga en su lugar o simplemente por si me encuentro algún dinero olvidado, aunque lo último nunca suceda) y luego de tres segundos noté que mi pase escolar no estaba ahí. Me puse pálida, ¡cómo era capas de perder por cuarta vez mi pase! Revolví mi bolso "y si lo dejé en el pantalón?, no traigo vestido. Y en el cajón del escritorio?, dónde puse las llaves? ah! si! en el bolso. O se calló al suelo? ¡¿DÓNDE ESTÁ?!," y Yenny, con tono maternal me dice, "tranquila, ya va aparecer" y yo, al borde del colapso "No! no está! cómo lo voy a sacar otra vez?" Luego pensé "Y si se me calló en la micro en la mañana? Pero como tan idiota de no notarlo!!,( ... ) quizás en el suelo al lado del perchero, (esto mientras caminaba hacía el perchero) al sacarme el abrigo en la mañana se puede haber caído, pero como tan tonta!" y de pronto, parada frente al perchero, después de haber pasado los 3 minutos mas largos y angustiantes de mi vida tuve una revelación. Levanté la mirada y descubrí que mi abrigo seguía en el mismo lugar y que tenía puesto el abrigo (negro igual al mio) de Yenny y no el mio. Solté una carcajada de alivio y le pedí a Yenny que me mirará. Su carcajada fue igual a la mía.
Procuraré la próxima vez ser mas consiente de mis acciones.

viernes, julio 30

Cabeza de plomo...


"Alto! solo detente un momento. Respira.
Bájame del carro que no quiero seguir,
porque tengo miedo, porque ya no tengo el control,
porque me gusta y no se como detenerlo.
Alto! no sigas besando mi cuello,
porque puede que encuentres algo más.
Quizás sea mejor que huya,
que arranque antes del final.
Porque digamos las cosas como son;
esto acabo en el momento en que empezó.
Entonces? Qué hacemos?"

lunes, julio 26

My old City!

Hace mucho tiempo que no caminaba lentamente por la calle para apreciar a la gente que transita rápidamente, abrumada por el ajetreo capitalino, los arboles, graffitis y esas grandes y antiguas edificaciones. Y hoy, relajada y con un sol inmenso como cómplice me invitaron a fijar mis ojos en esos pequeños detalles.Deseé tener una buena cámara de fotos para capturar cada detalle, pero para suplir esta necesidad de cámara recordé, con suerte y alivio, las bondades de la
tecnología celular. Y esto capturo.







Esta casa-cité está en Santa Rosa, casi en la esquina con Eleuterio Ramirez.
He caminado cientos de veces por ahí, y nunca la noté.










Esta es una vieja catedral,
Tarapacá con Sta. Rosa.
En la entrada principal tiene unas Gárgolas que por la luz
no pude capturar. Pero da miendo!
Arte Gótico











Casita Colonial en calle San Francisco.











Bicicleta estacionada en Calle Paris con San Francisco.
Añadir imagen















Faroles de Calle Paris.











Calle Londres y Final de mi recorrido...
















Pronto mostraré mas de las novedades artísticas que encierra my old City!






sábado, julio 17

Where are you?!


"Y te paras frente a mí, con esos ojos de niño perdido, gritando desesperadamente que lo acompañen, que no quiere estar más solo. Pero eres un ermitaño, un huraño camuflado de vida social. Que se pregunta porque todo dura tan poco, y yo te respondo que lo perfecto no es para siempre, que es solo una ilusión, que no existe, y que lo que se le parece es lo que debemos amarrar. Pero no entiendes nada, nunca entiendes. Entonces te vas, quien sabe donde, te vas a vagar, a esconderte de no se qué. Y me quedo aquí, estúpidamente a veces, esperando que notes que esta parte de tu vida no te amarra ni te suelta. No te deja ni te espera. Que siempre estuvo cuando volviste, cuando necesitaste brazos donde descargar todo lo que en el camino recogiste. Pero que se cansa de hacerlo, y que ya no quiere más. Porque no puedes pretender que todo siga tal cual lo dejaste cuando te fuiste.

Y pienso que soy una pelotuda que se ha pasado la vida remendando los calcetines rotos de otras personas creyendo que es un trabajo mejor remunerado, pero a nadie le interesan los calcetines remendados...
sale mejor botarlos y comprar nuevos... mas bonitos.
."

(Paréntesis)




‎"Hay gente que está hecha del mismo material que los sueños, llegan a nuestra vida y se quedan por el tiempo que dura el sueño. Son como relámpagos, se convierten en estrellas y después solo tu sabes a que parte del cielo mirar para encontrar esa estrella"


miércoles, julio 7

Pájaros...



... y ahí van... tratando de tocar el cielo...



.

lunes, junio 21

Peces y Conejos


Debo reconocer que mi subconsciente no está adaptado aún a las reflexiones post-evento cinematográfico. Y aunque suelo ver mucho cine, cada vez que una película me conmueve trae consigo una seguidilla de días de reflexión que quisiera evitar, porque me llevan a tomar decisiones o evaluaciones que no quiero tomar.
Dos frases de "La vida de los peces" calaron en mi memoria lo suficiente para pensar todo el camino en ello, mientras el humo del cigarrillo nublaba aún más mi vista.

- Te ofrezco empezar de nuevo... vámonos lejos...
- Y serás capaz? Serás capaz de sostenerme y darme fuerzas?

Me vi caminando por la calle, re evaluando todo. Me sentí él, pidiendo empezar de nuevo, me sentí ella, no queriendo empezar. Me sentí como los peces en las peceras... nadando, haciendo nada, viviendo.
Me recordé diciendo, "bien por ellos, pero yo no me quiero conformar" y finalmente soy yo la que se conforma. Me llené la boca diciendo "si la vida te da oportunidades debes tomarlas" y en ese tomarlas todas no fui capáz de decidir cual era la mejor para mi. Me conformé con lo que venía, simplemente para sentirme menos sola, y no mas acompañada. ¿Qué hago entonces? ¿Cómo levanto la vista y miro al frente?

La noche anterior a eso vi una película que más que dejar esa reflexión melancólica me hizo pensar en el motivo de tu paso por la vida de alguien. "The Good Heart". Lukas, April, el pato, Cocco, todos fueron necesarios para que Jack descubriera que el Bar no lo era todo. Que no necesitaba casetes de relajación para dormir en paz...

Only you...know me... (Canción de un conejo!)

sábado, junio 5

Ti Sposerò - Jovanotti


















5oo days of sumer...

"La felicidad sólo es real cuando es compartida"

Christopher McCandless


domingo, mayo 30

Dos minutos y tres segundos...


"Y como huir cuando no quedan islas para naufragar.."

Peces de Ciudad - Joaquin Sabina

jueves, abril 22

El problema


"Mira, o sea, lee. El problema no es que estés allá y yo acá y de vez en cuando allá contigo también, sin que tu te pases por acá. Tampoco que guardes silencio cuando yo muero porque me hables, digas alguna estupidez o lo que sea. El problema no es tenerte siempre o nunca, que me tengas o no. El problema no es lo que piense de ti, o de mis palabras o de los demás. Del amigo, del primo, del conserje, del quiosquero, incluso del micrero y del mesero. No es que me mires de reojo y no te atrevas a venir si yo no voy. Porque no me importa que estés allá o acá, o que de vez en cuando esté también allá sin que tu pases por acá. Tampoco me importa que guardes silencio cuando yo muero porque me hables. No me importa no tenerte siempre o nunca, ni que me tengas o no. No importa lo que pienso de ti, o de mis palabras o de los demás. Del amigo, del primo, del conserje, del quiosquero, incluso del micrero y del mesero. No, definitivamente no me importa que me mires de reojo y no te atrevas a venir si yo no voy, porque el día que yo quiera huir será mucho más fácil para mí. El problema hoy, caballero, es el centro, la tercera arista del triangulo, la pieza que no calza pero se ve bonita. El vacío los días después y la última escena incomoda en la que participé. Ese, ese mi querido amigo es el problema. Me sacaste de mi lugar."

sábado, abril 10

El Problema - Silvio Rodriguez



El problema no es
si te buscas o no más problemas
El problema no es
ser capaz de volver a empezar
El problema no es
vivir demostrando
a uno que te exige
y anda mendigando
El problema no es
repetir el ayer
como fórmula para salvarse.
El problema no es jugar a darse
El problema no es de ocasión
El problema señor
sigue siendo sembrar amor.

El problema no es
de quien vino y se fue o viceversa
El problema no es
de los niños que ostentan papás
El problema no es
de quien saca cuenta y recuenta
y a su bolsillo
suma lo que resta
El problema no es de la moda mundial
ni de que haya tan mala memoria
El problema no queda en la gloria
ni en que falten tesón y sudor
El problema señor
sigue siendo sembrar amor

El problema no es
despeñarse en abismos de ensueño
porque hoy no llegó
al futuro sangrado de ayer
El problema no es
que el tiempo sentencie extravío
cuando hay juventudes
soñando desvíos
El problema no es
darle un hacha al dolor
y hacer leña con todo y la palma
El problema vital es el alma
El problema es de resurrección
El problema señor
será siempre sembrar amor.

martes, abril 6

Limón y Alcohol.


Y entonces, enrollada entre sus brazos besó mi boca, que sabía a limón y alcohol. Besé la suya mientras mis ojos abiertos miraban su cara transformarse la mía, estirarse y contraerse temblorosa para capturar mi lengua en su paladar. Me besó con los ojos, con las manos, con sus pensamientos y con el sudor. Con el sabor de los deseos, con el aroma de la culpa y la complicidad. Y si cierro los ojos y me pierdo? Cómo te traigo de vuelta?

martes, marzo 16

Reminicencias de madrugadas.


"Es la sensación de lo desconocido, la espera inerte del comienzo. El respiro agitado, la pequeña bocanada de aire salida de aquel jadeo.
Sus ojos, tan perdidos en las largas, negras y profundas cortinas de pestañas, me miran sin identificar forma. Me busca en su cabeza, intenta asemejar mi olor y me sujeta con fuerza. Aquí sólo habla lo que está en su cabeza, sin filtro y sin pensar. Dice la verdad más sincera y pura.
Hombre y mujer, juntos en un baile hipnotizante, cautivador, desbordante. Fundidos, evaporándose, humedeciendo los sentidos, dejando atrás la cordura, la culpa y la razón. Me quiere conocer, recorrer, abordar completa. Sellarme con su nombre.
Mis dedos, enredados en sus manos se agarran con fuerza para no perder el sabor, para manterlo en el tacto. Complementando todos los sentidos. Se siente completo porque me tiene arraigada en su recuerdo de madrugada, en las ventanas de los vecinos. Me tiene, tan dentro, tan de él, que me vuelvo su cuerpo, su pensamiento mas párvulo, el nuevo. Me tiene tan de él, porque fue tan mío y me lo llevo conmigo. Pegado a mis manos, a mis ojos a mi sabor. Yo tan él, y él, tan yo."

domingo, marzo 14

Mafalda lo explica todo!


No necesita mayor explicacion...

sábado, marzo 13

I hate my boss


Hoy es de esos días en que odias el trabajo. En que quisieras al menos una pequeña motivación, la más mínima expresión de apoyo o comprensión o reconocimiento. Pero, como siempre, es mucho más fácil criticar gratuitamente que dar un espaldarazo y sonreír. Tan poca conciencia por el trabajo entregado, tan poca importancia por el bien estar de los subordinados.
Por estos días de movimientos telúricos, mi oficina, que se encuentra en el piso -1 (o sea un subterráneo) se ve constantemente amenazado. No es que se valla a caer, de hecho es el lugar mas seguro ya que son los cimientos los que nos protegen, sino por vía de evacuación. No bastando con la falta de luz solar, aire natural y ventilación le sumamos a eso que nuestro pasillo principal que mide alrededor de 80 cm. de ancho, está obstruido por cajas llenas de papel. En caso de terremoto lo primero en caer es eso, pasar por encima sería una travesía y pérdida de tiempo valioso. En caso de incendio simplemente nos morimos quemados. Tenemos otra escalera al otro lado, hay que cruzar una vieja oficina que hoy sirve de “cuarto de cachureos varios”, salir por una mampara de vidrio, sobre ella está el aire acondicionado, para subir una reforzada y segura escalera de metal. El problema con ella es que está recubierta por vidrio del primer piso. El fuego hace explotar los vidrios, los terremotos simplemente con la vibración los rompen.
Como no tenemos luz natural, las luces ficticias son las únicas iluminadoras. Si se cortara la luz, como sucedió en el terremoto, nos quedamos completamente a oscuras. Dependiendo solo de nuestra buena memoria, oído y tacto.
Vistos todos estos puntos, deberán pensar “pero como siguen ahí”, bueno, lo mismo pensamos nosotros. Pero a nuestro jefe no le importa, o al menos prefieren mantenernos acá, hacinados, escondidos, pero a la vez nos sobrexigen y esperan que rindamos al 4.000 %.
Justo o no, es lo que a algunos trabajadores nos toca.

martes, febrero 16

Cold Souls


Sucede que aveces me siento un poco sola. Que ese lugar que debería estar lleno aparece cada vez menos poblado. Que las tardes en casa son cada día mas eternas y las horas de seiscientos minutos.
Jodorosky dijo una vez : La felicidad es estar cada día menos angustiado. Y, ¿Qué hay de cierto en eso?
En realidad, cada día vivo un poco mas angustiada, que el trabajo, que el estudio, que mi amiga, que la vecina, que el del frente, que el del lado, que el ojo mas chico, que el dedo chico del pie derecho, que el gordo del izquierdo, que las uñas, que el pelo enredado, porfiado, peinado, no peinado, que la piscina, que verano, invierno, primavera, mejor otoño. Que el libro que no puedo leer, es que tú, es que yo, que para allá, que mejor acá, mejor lejos...
(Más de lo que creí)
¿Me estaré sintiendo de verdad sola? ¿Me estaré aburriendo ya de mi autocompañía?
Mientras veía Cold Souls me preguntaba, ¿De qué tamaño sería mi alma si me la extirpara? No creo que sea del porte de un garbanzo, pero si podría ser de su color. Tal vez verde oscuro, o quizás verde petróleo (o no existe ese color?). Si Paul se sintió ligero sin su alma garbanzo, ¿Cuánto pesará la mía?. Dicen que es el alma el generador de sentimientos en los seres humanos. Volverme insensible como Paul definitivamente no sería la solución. Creo que esta inestabilidad del alma, por así llamarlo, se transmite. Tal vez, alguien en algún momento del día, me la transmitió a mi. O simplemente es el cumulo de cosas que no me ha resultado últimamente.
En fin, escribiendo todo se me pasa...

jueves, febrero 4

Feet . . .


Albergue de caminos recorridos, de dolores, de cuestas empinadas.
Sostenedores de dudas, de luchas, de tropiezos, de amores.
Acumuladores de energía, desnudos y cubiertos, la más pura evidencia del tiempo.
Mal cuidados, olvidados, y postergados.
Contadores de las mejores historias, mudos.

Los primeros en hacer el esfuerzo, y los últimos en descanzar....

domingo, enero 31

El hombre de mis sueños


Y de pronto me perdí en sus ojos tristes, esos ojos iguales a los mios... nuevamente me sentí paralizada frente a la mirada triste de alguien...Aquella cara desconocida me era e increiblemente familiar. Mágicamente sus ojos se volveron los mios, en tonces fué él.
Sus ojos apagados delataron su triste pasar, cansado... y en ese momento recordé aquellos sueños que mi subconciente maquino, para aumentar la necesidad de conocer esa realidad o para calmar mi insesante duda. Era su piel, era su pelo... El mismo hombre que en mis sueños limpiaba mi camino para que yo avanzase, el mismo que viste siempre la misma chaleca celeste con trezas tejidas de forma horizontal y que usa esos jeans gastados. El mismo hombre de hace más de 16 años. Hoy, todo tomo forma, hoy su rostro no era un misterio, volvía, aparecia ante mí. Yo, media cansada y confundida, sin estar siquiera preparada para verle hizo caer sobre mi espalda todos los años de dudas y sillas vacías...
El hombre de mi sueño quizás no me quiera conocer, quizás no se quiera volver a amarrar a un pasado del que tal ves aún huya... No lo culpo, no lo odio ni lo extraño.. él simplemente "es" en mi vida y quiero que deje de ser un sueño borroso y de sabor estraño en las mañanas.

Parentesis


Tomó la corona de flores que puso sobre su cama y la sostuvo sobre su cabeza. Mientras se miraba al espejo, puso atención a todas las arrugas que invadían su rostro, y por primera vez sonrió al verlas. Logró ver en cada una de ellas los años que llevaba encima.Setenta años de experiencias, de actos que recordará por siempre. Y hoy a puertas del altar, donde pretende refugiar sus últimos días de vida, es cuando se siente mas viva que nunca. Completar un amor lisiado por tantos años. Hoy, después de todo lo sucedido en su vida, cree que puede empezar de nuevo junto al hombre que le devolvía la alegría, las fuerzas y el aliento. Junto al hombre que en pocos minutos le jurará amor eterno, protección incondicional, un futuro prospero y lleno de magia.
La hija, que por tantos años se impuso entre ella y su prometido, hoy la ayuda a maquillarse y la mira cabizbaja, intentando esquivar su mirada. Nunca creyó que pudiera ser así, que fuera ella quien ayudaría a vestir de novia a su madre después de años de la muerte de su padre. Nunca entendió la capacidad de amor que tenía. Que antes de ser madre de dos hijos y abuela de tres, era una mujer. Una que se paraba frente a la vida con la frente en alto. Siempre correcta y justa. Fuerte para sobrellevar un amor impedido por los seres que más amaba. Por la muerte de un esposo sostenedor de una familia, y ella ahí, teniendo que levantar una familia con el corazón roto, sin dinero y sin padre.
Sus labios, pintados de un rojo caoba, tímidos, pequeños, no albergaban mas que una enorme sonrisa. Al salir de la habitación su hijo la espera para llevarla al altar. Se miran sonrientes y orgullosos. Ella, porque ve en sus ojos el reflejo de su padre. Ve las lagrimas que fueron derramadas. Ve, que ha pesar de sus dolores hoy es el hombre que siempre quiso ser. Él, porque ella le enseñó lo que significa la palabra perseverancia, amor, respeto. Orgulloso de ser su hijo y mas aún, de tener el privilegio de llevarla al altar. Sabe que no podría estar en mejores manos. Sabe, que nadie podrá nunca reemplazar su pasado, pero si puede entregarle un futuro mas llevadero.
El novio. A los pies del altar la mira conmovido. La mujer de su vida viste un vestido hermoso, tal como la imagino el primer día. Tal cual fueron sus sueños de adolescente. Que importaba ya todo el tiempo. Que importaba que la tuviera que esperar por casi veinticinco años, si siempre fue suya, él lo sabía. En el fondo de su corazón siempre existió este día. Ya no estará más solo.
Mientras camina lento por el pasillo hasta llegar al altar, le gente, algunos invitados y familiares, se ponen de pie, ella siente que la barrera de gente que se interpuso durante años hoy le habre paso al paraíso, a una vida menos solitaria y mas placentera. Hoy, al fin comprendieron el amor. Que no existe la edad cuando se quiere tener vida compartida. Cuando se quiere despertar por la mañana y ver el rostro sonriente de alguien que durmió placidamente a tu lado. Que no importan más la familia si algún día ellos se irán y no queden tardes de descanso y recuerdos con quien compartir. Que de nada sirve tener una vida si no la puedes dedicar. No sirve tener un montón de alegría si nadie se sentirá feliz de verte sonreír. Que la vida se acabará un día, y ese día, el día del final, solo quieres descansar sabiendo que a tu lado esta la persona que mejor te entiende, que comprende lo que significa cerrar los ojos y dormir en paz.

miércoles, enero 13

a contraluz


¿Es posible confundirse de esa forma como para no sentir ni el más mínimo cargo de conciencia, el más pequeño remordimiento? Le hablaba tímido, muy nervioso, tartamudeaba y en más de una oportunidad se mordió la lengua por querer decir algo sin tomar el tiempo necesario. La luz de la sala enceguecía. Yo parado detrás de él. Por un momento creí que era inocente, pero las pruebas eran irrefutables. Cada vez que mi acompañante, el detective Ortiz, golpeaba la mesa para intimidarlo y hablara bien conseguía hacerme volver de mi inconsciente y mi insesable escepticismo para pensar nuevamente en su delito. Había asesinado a su madre después de violarla pensando que era su ex mujer, ¿su ex mujer? ¿Había algún punto de comparación entre una mujer de casi ochenta años y otra de solo treinta? ¿Por qué la odiaba tanto como para matarla? Pero, él insiste en que fue un error. Ahora, ¿Por qué querría asesinar a su ex esposa? Crimen pasional, no, demasiado básico para alguien de su calaña. En sus ojos se veía la maldad, llegaba a estremecer. Pero aún así se ponía muy nervioso. ¿Por qué no reconocer este crimen y otros, peores sí? ¿Qué lo hacía inocente de este hecho tomando en cuanta su prontuario? Todo era tan confuso, quería salir, salir de ese lugar, interrogar a todo el mundo si era necesario, porque este caso se estaba llevando paulatinamente mi paz, se la llevaba cada vez que intentaba entrar en su cabeza y me aterraba lo que pudiera encontrar. Pero de un momento a otro todo cambió. Ortiz sacó su revolver y le apuntó a la cabeza. La seguridad de él hizo que Ortiz vacilara. Plantó sus ojos en los de Ortiz penetrando hasta el alma, esa mirada vacía, oscura y perturbadora, lo estremeció, sintió miedo. Salió de la sala, confundido, confrontado con sí mismo, como nunca antes lo había estado. Y de pronto yo y su horrible semblante solos encerrados en esa habitación. Comencé a temblar incontrolablemente. Intenté calmarme, controlar mi ansiedad por descubrirlo y caminé lento hasta quedar sentado de frente a él. No dejó siquiera que dijera palabra alguna cuando comenzó su relato. – Te voy a contar la historia, toda. Ahora vas a entender. El otro solo quiere irse temprano a casa, y tú… a ti de verdad te interesa lo que paso. Cuando yo nací mi mamá me dejó con mi abuela porque no quería vivir y para que mi abuela me criara. Y así fue. Ella me crió. De vez en cuando iba a buscarme y me llevaba a su casa. Cuando cumplí diez años apareció diciendo que quería vivir conmigo, que yo era su hijo por lo tanto tenía todo el derecho del mundo para llevarme donde sea. Yo, con diez años conocía muy bien a las putas de la calle, y ella era una más. Me obligo a ir con ella. Todos los días era yo el que tenía que limpiarle el vomito del cuerpo, meterla en la ducha y bañarla. Hacerle la comida y acostarla. Al principio creí que quería vivir conmigo para quitarse de encima ese horrendo silencio de la soledad. Pero no, solo me quería como su nana. Ahí empezó todo. En la calle ves muchas cosas sabes?, lo que la gente cree no es todo, es aún peor... – Mientras hablaba miraba el reloj que me regaló mi mujer, y presentí que nuevamente no la vería. Ni a ella ni a la pequeña Florencia. – la puta me dejaba solo en la casa cuando habían todo tipo de hombres ebrios y drogados, sus amigotes. No te imaginas la cantidad de cosas que pasan por la cabeza de un hombre con una botella entera de vodka en el cuerpo y tres líneas de coca en las venas. Te agarraban las rodillas para meterte la mano entre las piernas y no los patearas. Te pasaban la lengua por la cara y decían cosas como “así les gusta que le hagan a los huachos no?” . La última vez que el tipo me toco tenía once años. – Sentí un escalofrío subir por mi espalda. Mi cara escéptica se mantenía inconmovible. Cientos de historias similares han pasado por mis oídos y no me he detenido en ninguna para analizar la veracidad del relato. Pero esta vez es distinto. Marcial se acababa llevando todo mi interés. Me desmenuzaba la conciencia con la perdida desgraciada de la ingenuidad y el desapego de una familia rota, disfuncional y podrida. Una infancia desgraciada y un futuro lisiado por personas sin pudor ni remordimiento alguno, anexos a su entorno, fantasmas vivos en un presente extraño, confuso y maldito. – entonces, continuó, agarré la botella rota de vodka que estaba en el suelo junto a mi, convertí todo ese asco, en odio, y ese odio en valentía y fuerza descontrolada. Los vidrios entraron por sus ojos, por su cabeza, por su boca. Quería perforarle el cerebro, que sintiera todo lo que yo sentía…- ¿Era posible que todo eso pasara por la mente de un niño? Era un mocoso, un desgraciado. Después de decir eso sonrió macabramente. Ese gesto remeció mi conciencia y ahuyentó toda pizca de misericordia de mi mente revuelta. Preferí no escuchar más, llegar a casa, dormir y vaciar la cabeza. Con la mente limpia resolvería esto mejor. El fiscal a cargo lo llevó a su celda, pero Marcial quería seguir hablando, gritó por el pasillo que no la había matado, que no la quería matar a ella. Yo simplemente me fui. Me quedé un rato en mi oficina intentando ordenar algunos papeles y así poder llegar un poco mas tarde la mañana siguiente, llevar a Florencia al colegio y a mi mujer a su trabajo. Pero la foto de Marcial se me pegaba a los ojos. En mi grabadora, su historia se repetía y se repetía, molesto, como un mal acorde en una sinfonía perfecta. ¿Cómo llegar a él? Las pruebas a su alrededor lo culpaban, la sangre, el cuchillo, las marcas de la violación. Todo lo encerraba y lo ataba a una cadena perpetua irrefutable. Al escuchar su relato de la violación que sufrió de niño una extraña sensación nació en mí. Era inocente. No, imposible. Todo lo culpa. Podría apelar enfermedad mental, y así exonerarlo. ¿Y que hay de su mujer? Nunca la mencionó. Un impulso eléctrico me saco de mi silla y volví al calabozo. Mientras bajaba las escaleras para llegar a él, un susurro me hizo replantear mi necesidad de investigación. Me acerque temeroso, a paso muy lento para evitar hacer ruido. Marcial cantaba una canción, calma, si sabes quien soy, calma pequeño solo quiero tocarte el corazón. – Muy buenas noches detective, ¿No podía dormir y vino a buscar compañía?- Encendí mi grabadora – Vengo a preguntarte algunas cosas Marcial. Hay cosas que no dijiste, le aseguré con la voz más intimidante que pude sacar. - ¿Y qué quiere que le diga? ¿Cómo me violaban? – Lo interrumpí antes de que continuara con sus amenazas – Aseguraste que querías matar a tu mujer, no a tu mamá ¿Por qué? – cuando le reventé la botella en la cabeza al tipo ese, me internaron en un reformatorio. Esos hogares para “rehabilitar” a niños con problemas. Abigail iba a mi cama todas las noches a dormir conmigo. Se acostaba junto a mí y me acariciaba la cabeza. Cuando me fugué la primera vez ella me ayudó. Pero se quedó ahí. De todas formas ahí le daban comida. Una vez me la encontré en la calle. Ya había salido del hogar y yo estaba arrancando de la policía después de haber robado una casa. – Ríe negando con la cabeza – esa no aparece en tu registro. Nos fuimos a vivir juntos. Abigail no solía hablar mucho, era tan rara como yo. Todo estaba bien hasta que empezó a desaparecer en las noches. No se desde cuando lo hacía. ¿Sabes como llegó Abigail al hogar? Era puta, igual de puta que mi madre. Ese día había consumido no se cuantas cosas, me inyecte, aspire y tome unas pastillas. Andaba en las nubes. Salí a buscarla enojado porque no estaba cuando yo llegué. Estaba en una esquina hablando con un tipo por el vidrio del auto. Sentí que me hirvió la sangre, las manos se me hincharon. Los autos pasaban por mi lado, y a mí no me importaba. Cuando me vió, sus ojos se pusieron negros, como un demonio. Se le transformó la cara. Mire dentro del auto y el tipo tenia la cara desfigurada. Entre el miedo y la rabia que tenía no reaccioné. Y me arranqué y no la volví a ver… - hasta ahora – interrumpí. Los ojos del hombre llamaban mi atención como a un bebe el sonajero. Perdidos. A ratos desorbitados y en otras ocasiones fijos, inmóviles anulando cualquier parpadeo. – No tienes idea. La gente pasaba por mi lado, todas tenían su cara. El mismo semblante demoniaco. Se abalanzaban sobre mí, intentaban comerme los ojos, la sangre, quitarme la vida. – La voz se le quebró y comenzó a perder todo tipo de objetividad. – me tenía que defender. ¡Oficial, me querían matar! – Sus alucinaciones dejaron un cierto aire de irracionalidad en lo que decía. Demasiados demonios dentro de él salieron a invadir su mundo y atormentarlo desde las cosas reales. Esta especie de demencia me tenía desconcertado, atento e increíblemente suspicaz. Eran más de las 2 de la madrugada y yo no podía dejar de escucharlo. El calabozo era tan frío y húmedo como oscuro y silencioso. Los barrotes frente a él producían una sombra en la mitad de su rostro que hacía que brillara solo su ojo de una manera estremecedora. - ¿No me cree verdad detective? Nadie me creyó nunca. Nadie nunca entendió. O los mataba o me mataban a mí. Estaba tan drogado esa noche que no supe donde fui a parar. Me perdí en una carretera. Cuatro años fuera de la ciudad – tres homicidios, dos muertes y una larga lista de robos también ¿no?- Sonrió irónicamente. – mire detective, eso me trajo de vuelta. Ella me atormentaba en sueños, serpientes salían de sus ojos y me succionaban el aire. Me vine – y ahí mataste y violaste a tu madre – deje de aseverar cosas detective. ¿No se supone que vino a escucharme? Muy bien, entonces cállese.- su palabras ahora eran fuertes y seguras, sin titubeos. - Caminé por la carretera como dos semanas hasta que un camionero paro. El único auto al que me atreví a subir. Me trajo hasta la ciudad. Era de noche. Muy fría. Cuando llegué a la que en algún momento fue mi casa solo vi a una mujer recostada en la cama. Tapada hasta las orejas. Una larga cola bajaba por entre las frazadas hasta el piso. Debía matarla. Ella había comenzado todo. Ella me invadía los sueños, consumía mi calma. Mi paz, la poca que tenía. Fui por un cochillo a la cocina. Cuando volví ella se había puesto en pie. Con los ojos negros profundos. Lista para el ataque. Me abalance sobre ella. Y mientras gritaba decidí que esa sería la última vez que reclamaba sus deberes como esposa. No, perdón, como puta. Si quería serlo, debía serlo conmigo. Con nadie más. La furia, el odio se apoderaban de mí. Juro que ni siquiera sus gemidos fueron escuchados por mis oídos. Mientras lentamente mi cuchillo cruzaba su cuello. Me enteré que no era mi Abigail cuando ustedes me trajeron aquí.–

Creo que mi cara de espanto fue superior. Pare la grabadora. Me puse de pie y pase mi mano por la cabeza.

Definitivamente la realidad a veces suele ser más espantosa de lo que puede la fantasía expresar. Finalmente, somos nosotros los que creamos estos demonios para asustarnos. Los que escribimos libros de horror o plasmamos en cintas de video sus rostros maliciosos. Los creamos para comernos la conciencia. Para sacarnos de la realidad y matarnos en un mundo ficticio impenetrable. Somos las mentes, los maquinadores de monstruos, bestias, demonios. Somos nosotros nuestros peores enemigos. Y aun así, hacemos alarde de ser la especie superior.